Saltear al contenido principal

CONFLICTO ENTRE LA AUTOCRACIA Y DEMOCRACIA.

JOSÉ ANTONIO VENTURA SOSA

Para conocer y comprender un poco el término de Autocracia, palabra compuesta por dos elementos griegos, “autos” que significa “por si mismo” y “cratos” que es sinónimo de “gobierno” y  “poder”.

Democracia, está formada por los elementos griegos, “demos” que significa “pueblo” y “cratos” que es “gobernar” … En atención a su etimología, deberíamos comprender que ambos términos, son opuestos en todo su contexto, ya que la primera, es decir Autocracia, constituye la concentración de poder en una sola persona, con deberes, responsabilidades y decisiones creadas a su conveniencia, y no necesariamente las que el pueblo necesita; pero no en torno a la persona gobernante, porque estaríamos entendiéndola como una dictadura, en la que los miembros de su gobierno actúan en función y culto de su gobernante; para la Democracia, en cambio, el pueblo importa en el ejercicio de gobierno y este poder está descentralizado en varias personas del gabinete en su conjunto, con deberes, responsabilidades y decisiones en función del pueblo o de lo que éste les demanda.

Hoy en día, se ha intensificado la lucha de preexistencia entre la Autocracia y Democracia, aunque los gobernantes hayan  surgido por la vía democrática, ya que desde el inicio de su mandato, han trabajado rápidamente por instalarse en un ambiente autocrático, basado y cobijado por los conceptos especificados anteriormente; la Autocracia, no es que sea mala en su esencia o en si misma, porque si se instala transitoriamente, con el propósito de sanear un sistema de gobierno del Estado, que implique, atenuar la corrupción y  erradicar el crimen organizado que abate a un pueblo, el medio sería justificado y aplaudido por el mismo pueblo que los eligió; sin embargo, si un sistema autocrático, luego de ser instalado, agrede a su oposición política y aquellos que no piensan igual a ellos, con el agravante de invadir a otro país independiente y soberano, solo porque ese gobernante tenga recursos suficientes que derrochar, ansiedad por apropiarse de los recursos del otro y anularlo, hasta el cometimiento de crímenes de guerra, sin importar la muerte de niños y ancianos inocentes, eso es reprobable y rechazado, por el mundo civilizado.

La causa y efecto, siempre confirman su compensación, misma que algunos estudiosos denominan el karma o acción y merecimiento de todo lo que hacemos o seréis medido con una cuarta más; por lo que deberían preocuparse los autócratas o dictadores contemporáneos, que son los causantes a través de   sus decisiones, de las lágrimas familiares, del luto y la miseria, para los pueblos inocentes y pasivos, ante las guerras y conflictos que se libran en Asia, Europa y América. Nosotros, los seres humanos de fe, sólo nos queda orar a Dios, con nuestras mentes y corazones, para que esas guerras y conflictos, no sigan masacrando niños, jóvenes y adultos mayores, solo por hacer prevalecer su dominio autocrático, sobre los valores de la libertad y respeto a la autodeterminación de los pueblos democráticos.

Marzo de 2022.

Dr. José Antonio Ventura Sosa

Profesional con especialidades en Contaduría Pública y Auditoría, Administración y Finanzas, Ciencias Políticas y Administración Pública, Diplomacia y Relaciones Internacionales, y con acreditación del Consejo de Vigilancia de la Profesión de Contaduría Pública y Auditorí­a número 378

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba