Saltear al contenido principal

CAUSAS Y CONDICIONES, PARA UNA DICTADURA DE ESTADO

JOSÉ ANTONIO VENTURA SOSA

La coyuntura política de El Salvador, nos está dando hechos sustantivos, para una lectura e interpretación de acuerdo al alcance mental, niveles educativos y culturales de los salvadoreños; por lo que iniciaré con el fundamento de las acciones políticas del Órgano Ejecutivo, que han sido conocidas a nivel público nacional e internacional, antes y durante la pandemia del Covid-19, tales como:

  1. El 9 de febrero 2020, la ruptura transitoria del orden constitucional.
  2. Record histórico de los Decretos Legislativos vetados, durante un período de tiempo de corto plazo.
  3. Record de los Decretos Ejecutivos inconstitucionales en el corto plazo.
  4. Record histórico y en un corto plazo, sobre el no acatamiento y obediencia a las Sentencias de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia.
  5. Incumplimientos a citatorios de las comisiones de la Asamblea Legislativa, para la rendición de cuentas, conforme a las leyes de la República.
  6. Observaciones de la Corte de Cuentas de la República, no desvanecidas.
  7. Denuncias ante el Tribunal de Ética Gubernamental, con sentencias.
  8. Sentenciados por la Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia.
  9. Numerosos Amparos sentenciados, por la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia.
  10. Incumplimientos a la Ley del Fondo de Desarrollo Económico y Social (FODES), relativa a la entrega del fondo mensual y a la fecha, tiene siete meses de no haberles entregado el dinero a los 262 municipios del país.
  11. Incumplimiento a las asignaciones presupuestarias, para el Tribunal Supremo Electoral.
  12. El no financiamiento a los partidos políticos, en su denominada deuda política.
  13. La no asignación presupuestaria y atraso en la entrega de fondos a la Asamblea Legislativa, Corte Suprema de Justicia, Universidad de El Salvador y otras entidades como los veteranos de la guerra.

Con seguridad de que no las he mencionado todas; sin embargo, debe advertirse que la muestra es significativa y suficiente, para analizar que todas esas acciones políticas anárquicas, son suficientes, para debilitar a las instituciones opositoras, razón de ser de una Democracia Representativa y crear las condiciones, para ganar las elecciones en febrero 2021, logrando la mayoría calificada con sus aliados políticos, mismos que los ayudaron al cuido del voto territorial y continuarán en el poder con ellos, cuyas condiciones creadas, darán lugar a una dictadura del Estado de El Salvador.

Una vez lograda la hipótesis planteada, tendremos un Órgano Ejecutivo que se hará uno solo con el Legislativo y Judicial, luego como consecuencia, se plegarán las instituciones autónomas, entidades de control del gobierno y el Ministerio Público, con un estilo de gobierno sin una planificación de desarrollo económico y social, sobre la base de la improvisación o reactiva de sus propios desaciertos y sin rendir cuentas a nadie.

CON EL DEBER CIUDADANO Y SOLIDARIDAD HUMANA…

Diciembre de 2020.

Dr. José Antonio Ventura Sosa

Dr. José Antonio Ventura Sosa

Profesional con especialidades en Contaduría Pública y Auditoría, Administración y Finanzas, Ciencias Políticas y Administración Pública, Diplomacia y Relaciones Internacionales, y con acreditación del Consejo de Vigilancia de la Profesión de Contaduría Pública y Auditorí­a número 378

Esta entrada tiene un comentario

  1. Es muy realista lo expuesto por J. A. Ventura, solo es de esperar una posibilidad, que no logre mayoría calificafa, N I. Eso seria bueno para la democracia. INCLUSIVE, bueno para nuevas ideas, pues les permitirá gobernar en democracia y en ese entorno, ganar nuevas elecciones en el futuro. Digo esto, porque la historia de El Salvador, lo muestra, veamos PRUD, en los 50, PCN en los 60-70, ARENA, en los 80-90, FMLN, en 2010-19. la secuencia seguirá en 2020-30. Por otro lado, la población civil organizada, incluyendo organizaciones empresariales, de derechos humanos y ciudadanos, serán una férrea oposición a los devastadores efectos de lo muy bien planteado por el Dr. Ventura Sosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba