Saltear al contenido principal

INICIATIVAS SOBRE FINANZAS, PARA NO FINANCIEROS.

JOSÉ ANTONIO VENTURA SOSA

Para una gestión exitosa y control de las finanzas privadas, por personas y profesionales no financieros, es importante que hagan una lectura comprensiva, para la aplicación de algunos consejos siguientes:

  1. Oiga, escuche y apóyese en sus consejeros internos y externos, sobre temas que no conoce.
  2. Las decisiones, deben definirse, previa deliberación de los riesgos sensibilizados, sobre una base estadística de la actividad económica y financiera de una entidad o conjunto de empresas.
  3. Punto de partida en un proceso sustantivo de la información, es el anexo o cuentas auxiliares del Estado de Resultados (que comprenden la actividad económica del negocio) histórico del año anterior y anexo o cuentas auxiliares que integran el Estado de Situación Financiera (que revelan la posición financiera del negocio) al 31 de diciembre del año anterior, para estructurar un presupuesto operativo (que es una estimación anticipada de la actividad económica y financiera del negocio), que podrá ser mensual o anual del período siguiente. Lo especificado es omitido, cuando la unidad financiera, posee un presupuesto operativo ajustado del año anterior, que resultó del monitoreo mensual y en contraste con el valor histórico de la actividad económica y financiera del negocio,  porque en ese caso, es el punto de partida, para el nuevo presupuesto.
  4. El presupuesto operativo, tendrá 3 componentes básicos a conocer, en la parte superior un detalle de cuentas o subcuentas del Estado de Resultados y Estado de Situación Financiera, generadoras de ingresos y la suma o el total de esos ingresos del mes o año, por su actividad económica y financiera a recibirse o percibirse; en la parte subsiguiente inferior, un detalle de cuentas o subcuentas del Estado de Resultados y Estado de Situación Financiera, generadoras de egresos y la suma o el total de esos egresos del mes o año que se trate, por su actividad económica y financiera a erogarse o pagarse; al total de los ingresos, se le restará el total de los egresos, si la diferencia es positiva, es cuando los ingresos serán mayores que los egresos y ese valor positivo permitiría financiar proyectos de inversión propios o de alguna empresa del grupo, previamente sensibilizados sus riesgos financieros, factibilizados y viabilizados; pero si la diferencia es negativa, que es cuando los ingresos serán menores que los egresos y ese valor negativo, no tenga recursos propios o como financiarlo; primeramente, tendrían que hacerse ajustes a los ingresos por actividad económica de ventas o servicios y austeridad a los egresos económicos por costos y gastos; pero nunca requerir de un apalancamiento financiero interno o externo, porque daría lugar a un deterioro de su actividad económica, con posibilidades de pérdidas recurrentes y quiebra de la empresa.
  5. En atención a lo comprendido anteriormente, si un presupuesto operativo, su diferencia es positiva, ésta posibilitaría un presupuesto de inversiones, pero con un proyecto de inversión, debidamente sensibilizados sus riesgos financieros, incluidos la capacidad de pago, posible pérdida de la garantía real y patrimonio de los dueños, factibilizado y viabilizado en todo su contexto, para que sea sujeto de inclusión en un presupuesto de inversiones.

Nuevo Cuscatlán, 19 de marzo 2022.

 

Dr. José Antonio Ventura Sosa

Profesional con especialidades en Contaduría Pública y Auditoría, Administración y Finanzas, Ciencias Políticas y Administración Pública, Diplomacia y Relaciones Internacionales, y con acreditación del Consejo de Vigilancia de la Profesión de Contaduría Pública y Auditorí­a número 378

Esta entrada tiene 2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba